Homenaje a Celina Ovejero



Celina fue una luchadora implacable junto a sus Titeres del Bonete, una guerrera que jamás detuvo su marcha, fue la mujer que me amó verdaderamente y amó a toda mi familia y a la suya, fue quien vistió mis títeres desnudos y quien me dio más de lo que necesitaba. Su ausencia marcará el tamaño de esta soledad más grande que la mar, que la pampa húmeda, que la montaña, que el universo mismo donde habitamos, pero también será  el tamaño de la fuerza para seguir adelante hasta el día o la noche en que nos volveremos a encontrar, tal vez un día o una noche cualquiera
donde el tiempo no existe.

Walter Bermúdez

No hay comentarios:

Publicar un comentario